Grandes Farmacéuticas, los Verdaderos Criminales?

Read article by Suzanna Reiss from NACLA here

Lo que se etiqueta como “criminal” es ultimadamente una opción política. No quiero decir que este término no tenga valor o que está basado en intereses o un particular motivo. Un acto es considerado “legal” o “ilegal” como consecuencia de un establecido propósito o ley. En este espíritu, nunca debemos detenernos a cuestionar qué estamos tratando de establecer mediante una ley – o al considerar el tipo y la pena que se merece un acto criminal. Esta observación es particularmente relacionada al control de los medicamentos debido a la relación del gobierno de los EEUU con la industria farmacéutica.

Por ejemplo, la Administración de Obama, acaba de revelar un programa de control de medicamentos, titulado “La estrategia para Combatir el Crimen Organizado Transnacional”. Sigue leyendo