Clorpirifos, Envenenando Alimentos


Read original source here

Comer frutas y vegetales puede ser peligroso especialmente en el embarazo, la infancia y la niñez, a menos que se asegure de sembrar Ud.mismo o comprar alimentos etiquetados “orgánicos”. Y es que, sólo en Estados Unidos, se usan unos 3 millones de kilos anuales de clorpirifos, insecticidas que se aplican en sembríos de unos 44,000 campos de cultivo destinados a alimentos. Sharon Lerner, una prestigiosa investigadora en temas de salud y medio ambiente acaba de publicar en The Intercept un detallada investigación de la historia y el uso de estos insecticidas neurotóxicos de la familia de los organofosforados y hace un recuento de los patéticos casos de víctimas de clorpirifos.

Según el artículo de Lerner, los clorpirifos fueron armas Nazis en 1930, y aunque hasta la renombrada científica Rachel Carson menciona los daños de los clorpirifos en su obra “Silent Spring” (Primavera Silenciosa 1962), en 1965 se introducen en el mercado como insecticidas. Hoy se usan en la agricultura de más de 100 países, en el maíz, la soya, los espárragos, los melocotones, las cebollas, las nueces, los arándanos, manzanas broccoli, etc. Más del 50% de las manzanas y el brócoli de Estados Unidos usa clorpirifos, vendidos y producidos por Dow Chemical una  gigante multinacional.

Qué causan los clorpirifos??

A corto plazo, la exposición a los clorpirifos puede causar convulsiones, falta de coordinación, hiperactividad, hiperexcitación y belicosidad, observados tanto en insectos como en humanos. A largo plazo: Déficits de inteligencia, de atención, de memoria, y problemas motores en niños, según estudios publicados por la EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente) en el 2014. Antes de esa publicación un grupo de 47 médicos expertos en desarrollo cerebral infantil que incluye al director del Instituto Nacional de Ciencias en Salud Medioambiental pidieron la prohibición de plaguicidas organofosforados, incluyendo los clorpirifos, por ser las peores neurotoxinas. El más completo estudio es el llamado CHARGE (2014) que prueba que la exposición a los clorpirifos durante los 2 primeros trimestres de embarazo, aumenta el riesgo de tener niños con autismo y los daños persisten hasta la adultez. Un 15% de pruebas de agua, tomadas entre 1991 y 2012 a nivel nacional arrojaron residuos de clorpirifos.

El caso de Joshua Herb, un niño víctima de los clorpirifos cuya familia fue indemnizada por Dow con 10 millones de dólares para su continuo cuidado médico hasta su muerte en la adolescencia, es apenas un ejemplo que demuestra como Dow defiende sus productos con dudosos estudios propios a pesar de la continua oposición a ellos. En el 2000, Dow llegó a un acuerdo con la EPA para detener el uso de los clorpirifos en el hogar, mas no en la agricultura. Esto afectó en parte el estudio a largo plazo de la epidemióloga Virginia Rauh, quien sigue víctimas en familias afro americanas y dominicanas de la ciudad de Nueva York. Por la prohibición de usar clorpirifos en el hogar, Rauh tuvo que dividir su estudio entre los nacidos antes de la prohibición y después. Otros estudios, uno de niños de zonas rurales de Berkeley California y otro de Mt Sinai arrojaron los mismos resultados: Los niños expuestos a los clorpirifos tienen menor tamaño, más bajo coeficiente de inteligencia y los efectos perduran.

Porqué NO se Prohiben los Clorpiritos

Dow es una poderosa multinacional, tiene a su disposición un arsenal de lobistas, científicos y una serie de organizaciones afines como El Consejo Nacional de la Papa, La Asociación Nacional de Agricultores de Maíz, la Asociación Americana de la Soya, la Alianza de Almendras de California, el Consejo Nacional de Algodón, La Asociación Estadounidense de Manzanas, Crop Life América (esta es una ONG que representa a la industria incluyendo a Dow). Algunos son capaces de mentir o menospreciar los resultados de estudios científicos independientes. Además todos se han unido para pedirle más tiempo a la EPA para prohibir los clorpirifos.

En el gabinete de Donald Trump hay suficientes funcionarios de Dow como Mike McKenna y Myron Ebell. Además la nominación de Scott Pruitt como director de la EPA,  quien tiene un historial de oposición a legislación que proteja a nuestros niños, es desalentadora a pesar que hoy uno de cada 68 niños tiene autismo, un incremento de 17% en solo una década.

Costos

Mientras que Dow presenta crecientes cifras en producción, rendimientos y ganancias, científicos tratan también de establecer un costo al porcentaje de niños estadounidenses afectados por desórdenes / deficit de atención y autismo. Europa si tiene cifras: 120 billones de euros anuales.  Esto debería demostrar que comer alimentos orgánicos (frescos) en realidad no es más caro.

Este 31 de Marzo es el plazo para enviar comentarios con respecto a los clorpirifos, quizá los consumidores responsables puedan hacer alguna diferencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s