La Dieta NO Saludable Reduce el Cerebro


Read original post by Liam Davenport from Medscape here

Este nuevo estudio corrobora otros que relacionan las malas dietas a problemas de depresión, aprendizaje o comportamiento. Aquí un resumen:

Una dieta moderna de carnes, hamburguesas, papitas fritas y gaseosas puede reducir el volumen del hipocampo izquierdo, mientras que una dieta de vegetales y algo de pescado aumenta ese volumen. Se ha encontrado una diferencia de más de 200 milímetros cúbicos entre individuos que comen dietas saludables y aquellos que no, según un estudio realizado a 250 personas en un periodo de 4 años.  “Que sepamos este es el primer estudio en humanos que prueba esta asociación entre la dieta y el volumen del hipocampo que concuerda con previos estudios en animales” escribió Felice N. Jacka, profesora de la División de Investigación en Psiquiatría Nutricional de la Universidad de Deakin, Geelong, Australia, quien lidera el estudio y que a la vez preside la Sociedad Internacional de Investigación en Psiquiatría Nutricional. “Los resultados sugieren un potencial para intervenciones dietéticas que promuevan la salud del hipocampo, aminorar su atrofia con la edad y prevenir los problemas asociados a esta atrofia” agregó. El estudio ha sido publicado en la web en Septiembre 8 en BMC Medicine.

La Dieta y la Salud del Cerebro

Estudios previos han asociado la calidad de la dieta con la depresión y la salud cognitiva. Estudios en animales indican que esto puede suceder por cambios en el hipocampo, específicamente una dieta alta en grasas reduce los niveles de los factores neurotróficos del cerebro, lo que interfiere con la plasticidad neuronal, el aprendizaje y el comportamiento.

Para el estudio se utilizaron las respuestas de 255 individuos de entre 60 y 64 años de edad, del Cuestionario de Alimentos Diarios de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Nación.  Se clasifico a los participantes en consumidores de una dieta “prudente” (vegetales, ensaladas, frutas, pescado asado, o en dieta NO saludable (asado, salchichas, hot dogs, hamburguesas, bistec, chips, galletas y bebidas azucaradas). Para los resultados se realizaron test de Resonancia Magnética para medir la diferencia del volumen del hipocampo luego de 4 años.

Efectos Independientes

El cambio de volumen del hipocampo fue independiente de otros factores como edad, género, educación, trabajo, síntomas depresivos, uso de medicamentos, actividad física, fumar, hipertensión y diabetes. La diferencia de 203 milímetros cúbicos representa un 62% del promedio de lo que se pierde en volumen del hipocampo izquierdo durante el mismo periodo de 4 años. Curiosamente no se encontró diferencias entre la dieta y el volumen del hipocampo derecho.

La Dra. Jacka dijo en una entrevista para Medscape Medical News, que el estudio es de observación de manera que no se puede asegurar si la mala dieta moderna causa la reducción del hipocampo. “Sin embargo hay estudios en animales que muestran que dietas altas en grasas y azúcares tienen un impacto negativo en las proteínas del cerebro (neurotrofinas) las que protegen las neuronas de efectos de oxidación y promueven el crecimiento de nuevas neuronas en el hipocampo” agregó. “Similarmente hay muchos estudios que demuestran que alimentos altos en antioxidantes como las Omegas 3, incrementan los niveles de esas proteínas. También hay estudios que muestran que dietas equivalentes a la chatarra atrofia el aprendizaje y la memoria del hipocampo”. Cambiar a una dieta prudente puede incrementar el volumen del hipocampo.

“Hasta ahora parece que los niveles de neurotrofinas y el volumen del hipocampo están influenciados por exposiciones medioambientales que incluye dieta y actividad física” dijo. “Hay razones para creer que los impactos nocivos de una mala dieta pueden ser revertidos por mejoras en la dieta o viceversa”. Esto es muy importante hoy ya que datos de reciente Problema Global de Enfermedades de El Lancet indican que las malas dietas constituyen la mayor causa de mortalidad y de desórdenes mentales en el mundo, además de causar también discapacidad a nivel global.

“Enormes” Consecuencias en Salud Pública

Con esta creciente evidencia que demuestra que dietas NO saludables están relacionadas a desórdenes mentales, neurodegenerativos y de desarrollo neural, es hora de tomarlas en cuenta. Por primera vez los resultados de este estudio ofrecen una oportunidad clara para prevenir desórdenes mentales en la población en general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s