Consumismo Creciente = Destrucción del Hombre por el Hombre


Read original post by Deirdre Fulton from Common Dreams here

La mayoría de las personas aún no se dan cuenta del daño que hacen cuando compran, ya sea que se compre una agua embotellada, una camiseta, un bistec, papel, etc. detrás de estos productos y otros muchos hay muertes o enfermedades por la exposición a pesticidas, o tierras deforestadas y/o envenenadas. Por eso se dice que el consumo es la fuerza detrás de la inequidad y de los peligrosos cambios de clima, y hoy se ha elevado a niveles nunca antes vistos según un reporte del Instituto Worldwatch una organización independiente en Washington D.C. Es así cada vez más claro lo de la “destrucción del hombre por el hombre”. Aquí un resumen:  

Según un reciente reporte de Signos Vitales, que rastrea las tendencias de medio ambiente, agricultura, energía, social y económica, cada vez consumimos más “desde carbón, carros hasta café” y los consumidores comunes no se dan cuenta del daño que hacen” dijo Michael Renner, Director del proyecto Signos Vitales. “Lo que escogemos consumir no solo nos afecta a nosotros, afecta el medio ambiente y la vida de millones de personas”  Por ejemplo, el reporte indica que el consumo de carne se ha cuadruplicado en estos últimos 50 años a 308 millones de toneladas en el 2013, lo que ha traído un considerable costo para el medio ambiente, la salud, por el enorme consumo de agua, granos, antibióticos, uso y contaminación de las tierras.

“El bistec es una de las peores carnes, ya que requiere de más de 15,000 litros de agua para producir un kilo” escribe Gourmelon, lo que sugiere acabar con los criaderos y consumir menos carnes. “La producción de carnes usa 3/5 partes de las tierras que pudieran ser destinadas a la agricultura mundial a pesar que apenas proveen menos del 5% de las proteínas y menos del 2% de las calorías”.

Otro reporte notable es que tanto europeos como norteamericanos consumen 100 kilos de plástico por persona al año, pero solo en Estados Unidos apenas se recicló un 9% de ese plástico en el 2012. “Como consumidores, somos los que definimos a diario el territorio y las vidas de aquellos que viven cerca de donde se extraen los recursos, o se manufacturan o se desechan”. “Solo cuando nos veamos que somos parte del gran rompecabezas, seremos capaces de escoger que comprar, como comer, y por quien votar” dino Gaelle Gourmellon, del Instituto Worldwatch.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s