6 Horrores del Cerdo que Nadie Sabe


Read original article by Martha Rosenberg (*) from Alternet  here

Ya no son solo los activistas por derechos de los animales los que denuncian lo que ocurre en los mataderos de animales de consumo de EEUU, es la misma Oficina General de Inspección (OGI) de la USDA (siglas en ingles del Departamento Agricultura de EEUU), quien en Mayo expuso graves violaciones sanitarias y humanas en 30 mataderos de cerdos y en los records de otros 600. También la FSIS (siglas en ingles del Servicio de Seguridad Alimentaria e Inspección encontró records con serias violaciones en 616 mataderos y aun así solo 28 fueron suspendidas. Aquí un resumen de este artículo, le advertimos que las descripciones pueden ser repulsivas:

  • “En una de la plantas, insectos cubrían el área de colección de sangre que se vende para consumo humano” (para productos como salchichas y sopas). A veintidós de las 28 plantas suspendidas se les permitió seguir operando, aun al día siguiente de la suspensión.
  • Y no solo cerdos, un reporte de la Inspección General de la USDA del 2010 dijo que terneras estaban recibiendo leche “con medicina” prohibida para consumo humano!. Cuando se mata terneras residuos de la “medicina” queda en la carne que se vende a los consumidores.
  • Dos años antes otro reporte advirtió a oficiales de USDA que un “spray” era suficiente para ser utilizado para limpiar y “matar” los prions que causan la “enfermedad de las vacas locas” ya que el calor, el amoniaco, la lejía, el agua oxigenada, el alcohol, el fenol, el Lye el formol o la radiación son ineficientes.
  • Los reportes salen a la luz justo en medio de la adquisición de Smithfield “la productora mundial de cerdos mas grande el del mundo” por la compania China Shuanghui International, negociado de $4.7 billones de dólares que representaria las más grande adquisición de una compañía estadounidense en la historia. Muchos están preocupados por los escándalos ecológicos/climáticos de China en relación a los miles esqueletos de cerdos flotando en ríos de Shanghai que suplen de agua potable y de las carnes de ratas vendidas como carne de carnero. Sin olvidar a los perros estadounidenses que murieron en el 2007 por comer alimentos para perros contaminados procedentes de China. Otros dicen que ya la industria estadounidense de cerdos ha eliminado toda sanidad, pureza, ética y bienestar animal sin la ayuda de China.

Aquí algunos horrores más:

Animales Muertos

No hay que ser matemático para concluir que si una planta mata 19,000 cerdos al día, esto es rápido y problemático. Oficiales de OGI escriben “inspectores deben revisar las cabezas, la colas, las lenguas, las glándulas timo y cada víscera…también hay que palpar los nódulos linfáticos, revisar los riñones e intestinos para ver si hay parásitos, inflamación, hinchazón, tumores, órganos degenerados melosos o excesivamente firmes que pueden indicar enfermedades” Pero el reporte también dice que muchos inspectores se duermen, se distraen. Tampoco se realizan pruebas microbiológicas para ver si existe tuberculosis y/o parásitos.

Sanidad

Y si se habla de suciedad “La Jungla” el libro acerca de los mataderos de Chicago que hizo que EEUU emitiera las primeras leyes de sanidad, aún sigue en vigencia. Una planta inspeccionada por oficiales de OGI reportó repetidas violaciones por “contaminación fecal” en los cerdos, “barros de grasa” o sustancias liquidas negras en las carnes, además 43 repetidas violaciones por “insectos como cucarachas en el piso”.

 En otras plantas se reporta “material fecal amarilla” sobre algunas partes del animal, “vísceras contaminadas cuando se corta el recto para la inspección”

Medio Ambiente

Recordarán las fotos de la Revista Rolling Stone del 2006, donde se aprecia una montaña de cerdos de color rosa…. El líquido de las aguas de los alrededores no es marrón, según el autor de la investigación Jeff Tietz, es rosada debido a la “interacción entre la bacteria y la sangre de los cerditos al nacer o de los que no llegan a nacer, más la orina, el excremento, sustancias químicas y medicinas (como antibióticos)”. Se agrega “spray” a las aguas y a veces demasiada, lo que empeora las aguas de este barro fecal en miles de hectáreas de terrenos.

En el 2004, otro reporte de Andrew Martin de Chicago Tribune, describe similares horrores en la planta HKY de Bloomfield Nebraska. “Decenas de cerdos muertos son apilados en piscinas subterráneas de excremento, luego de pasar por un hueco”. “Cerdos muertos quedan en sus celdas, se les desecha en caminos o depósitos de descomposición, otros cerdos comen de los restos muertos”.

Drogas en las Carnes, pero no en el Etiquetado

Antibióticos, anti parasíticos, anti fungales, vacunas, además de metales pesados y aditivos en las comidas (para darle el color rojo de sus carnes) o medicinas que promueven el crecimiento no aparecen en las etiquetas. Una medicina usada en el 45% de los cerdos desde 1999 que promueve masa muscular es especialmente preocupante, se llama ractopamina, y contrario a lo estipulado no deja de usarse antes de la matanza. Tres años luego de ser aprobada, la FDA (siglas en inglés de la Administración de Drogas y Alimentos) acusa a la manufacturera Elanco, subsidiaria de Eli Lilly, de no haber proporcionado información acerca la “seguridad y efectividad” ni de “efectos adversos”. Elanco dice, en una carta de 14 paginas” que es la FDA quien no ha reportado las llamadas furiosas de criadores de cerdos, por “animales agonizantes”, cerdos asfixiados, débiles, temblando, vomitando, luego de ser alimentados con Paylean (ractopamina)”.

En el 2009 la Autoridad de Seguridad Alimentaria Europea (EFSA siglas en inglés) catalogό a la ractopamina como estimulador cardiaco capaz de causar estrés y otros riesgos en los animales. El Jornal Talanta dijo que era un “potencial riesgo para la salud humana y animal”. Otro reporte de la Unidad de Drogas Veterinarias de Ottawa dijo que ratas alimentadas con ractopamina desarrollaron una constelación de defectos congénitos como el labio leporino, lengua protuberante, extremidades pequeñas, ausencia de dedos, parpados abiertos y corazones alargados.

Extraños Fenόmenos Científicos

La cría de cerdos en EEUU es tan terrible que se les trata con un montón de medicinas. En el 2007 y el 2008, 24 trabajadores de Productores de Puercos de Calidad de Austin, Minnesota, Corporación de Empaquetado de Indiana en Delphi, Indiana y la Corporación de Alimentos Hormel en Fremont Nebraska, presentaron una extraña enfermedad auto-inmune que médicos llamaron PIN (siglas en ingles de Neuropatía Progresiva e Inflamatoria). Todos trabajaban usando aire comprimido en los sesos de los cerdos, para convertirlos en una amalgama como alimento de exportación, así los trabajadores fueron expuestos a sesos aerosolizados. Síntomas del PIN incluyeron hormigueo y adormecimiento de las extremidades, debilidad progresiva que terminó en algunos en hospitalización, parálisis y uso de sillas de ruedas. Algunos pacientes mejoraron pero otros no. Un paciente de los que mejoraron reportó desarrollar, luego de algunos meses de retornar al trabajo, un patrón poli radicular que otros también experimentaron. Mientras tanto en los últimos anos, una sustancia gris y espumosa ha aparecido sobre el estiércol de los cerdos en las fábricas, según reportes de Mother Jones, la que ha causado por lo menos seis explosiones y un incendio que cobrό la vida de muchos animales. Los científicos no se explican que es esa espuma que crece hasta 4 pies en una aparente actividad microbial. Parece un experimento en tubos de ensayo, excepto que el tubo tiene el tamaño de una granja…

Matanza Cruel

Imposible hablar de matanza sin hablar de crueldad. La Ley de Métodos Humanos de Matanza de 1958 se hizo para prevenir la crueldad excesiva y requiere que se insensibilice al animal al dolor antes de que se le mate. Temple Gradin una experta en animales dice en su Guía de Bienestar y de Matanza Animal, que un animal propiamente muerto no vocalizara, ni pateara, ni moverá su cabeza, ni exhibirá una respiración acelerada, si lo hace hay que rápidamente volverle a matar. Claro que por agentes encubiertos o por inspectores sabemos que la historia es diferente, por el apuro de la producción: “Un inspector observó un intento de matar a un cerdo de un tiro” parece que falló “la bala quedó enredada en el cráneo del cerdo”. El cerdo permaneció consciente hasta que se fue a conseguir otra arma, a dos minutos de distancia. La segunda vez también fallo provocando más gritos del animal, se tuvo que usar un instrumento eléctrico. Este incidente fue uno de las severas violaciones de un reporte de OGI. La planta nunca fue suspendida.

(*) Martha Rosenberg es una reportera e investigadora de salud, es la autora de “Nacida con una Deficiencia de Comida Chatarra: Como Criticos, Charlatanes y Timadores Tratan la Salud Publica” (Libros Prometheus)

Anuncios

4 Comentarios

  1. Muy extremista. Me parece respetable la posicion de no querer consumir carnes, pero no se deberia alarmar a la gente. Todos los alimentos tienen parasitos, bacterias y virus, hasta los vegetales. Por eso como profesionales de la salud nuestra labor es hacer prevencion pero de manera responsable

    • Es extremista exponer casos reales??? La mayoria de las personas no sabe nada de esto, y de saberlo no volverian a comer cerdo!! de paso que al ganado vacuno no le dan mejor suerte…… Creo q a medida que pase el tiempo estas industrias quedaran en el pasado, es cuestion de cocnciencia con nuestro propio cuerpo, con el planeta y con los animales

    • ..
      leer acerca del blog…cada articulo ha sido traducido y a veces condensado, en la primera linea escrita en ingles se puede leer el articulo original, en el encontrara documentos que sustentan lo investigado….nuestra labor como profesionales de salud es decir la verdad…sobre todo la que nadie mas dice porque afecta enormes intereses…cada vez hay mas evidencia científica que prueba lo malo de consumir cualquier producto del reino animal para la salud para el medio ambiente y hasta para la justicia social.

  2. Gracias por concientizar a tantos consumidores ignorantes y egoístas, que siguen queriendo negar la realidad porque un rato de placer en sus bocas les ciega al horror y quieren seguir consumiendo desde la ignorancia. Los consumidores que están llevando al planeta y a toda forma de vida al exterminio son los verdaderos extremistas. Sólo se miran el ombligo, y ni siquiera lo miran bien, porque si lo hicieran se darían cuenta de que están atentando además contra sí mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s