El Gas Natural Contaminando el Agua


Read original article by Dusty Horwitt from the Environmental Working Group blog here

Como la extracción de gas natural genera más y más formaciones de sedimentos en zonas pobladas, la contaminación del agua potable con este efervescente gas está ocurriendo con creciente frecuencia. Varios propietarios temían explosiones por esta agua inflamable del grifo. El peligro no es teórico: una casa en Bainbridge Ohio, explotó en el 2007 debido a la fractura hidráulica y a la defectuosa construcción de un pozo de cemento cercano.

No es solo explosiones, el agua contaminada con gas natural ofrece otros riesgos. El gas natural es 90% metano, sustancia química no regulada como contaminante del agua ni por la Agencia de Protección Ambiental ni, al parecer por ningún estado, de acuerdo a un análisis realizado por científicos de la Universidad de Duke. Los científicos de Duke sugieren que ha llegado el momento de reexaminar el estatus reglamentario del metano como inflamable además de tóxico.

“Fuera de los casos extremos de explosión, inflamabilidad y asfixia, el metano no suele ser visto como un peligro para la salud …”, escribieron los científicos en un artículo publicado por el Centro Sobre Cambio Global de la Universidad de Duke en el 2011. “Sin embargo, no hemos encontrado ninguna investigación realizada por expertos sobre los efectos del metano en la salud aún en bajas concentraciones en el agua o en el aire.”

Como resultado, si las personas se exponen al metano que migra de un pozo de gas al agua potable, las autoridades generalmente no tienen poder para tomar medidas, a diferencia de lo que se puede hacer si el pozo de gas expusiera a residentes a niveles bajos por ejemplo de benzina, un carcinógeno, u otras sustancias/ productos químicos tóxicos. Los niveles de metano tendrían que ser lo suficientemente altos como para representar un riesgo de explosión para que las autoridades intervengan.

“Debido a las preocupaciones del público acerca de las consecuencias del metano en el agua potable y a la falta de investigación de expertos sobre sus efectos en la salud, se recomienda se inicie una revisión médica independiente para evaluar los efectos en la salud del metano en el agua potable de los hogares”, escribió el equipo dirigido Robert Jackson, quien ocupa la cátedra de la Escuela de Medio Ambiente Nicholas en Cambio Ambiental Global de la Universidad de Duke.

Muchos pozos de gas están siendo perforados cerca de hogares, otra investigación reciente de algunos de los mismos científicos de Duke demostraron que la presencia del metano aumenta en los pozos de agua cuanto más cerca estén del gas natural. El público se merece un estudio sobre los efectos a la salud del metano en el agua potable, para determinar el alcance de los riesgos.

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s