Del Escándalo de La Carne de Caballo


Read original article from Dr. Marion Nestle blog here

De la columna de la Dra. Marion Nestlé en Crónicas de San Francisco, acerca del escándalo de la carne de caballo en Europa.

P: Me irrita pensar que cualquiera puede comer carne de caballo. No entiendo cómo es que está presente en muchos alimentos. Como puedo asegurarme de que no la estoy comiendo?

R: De este lado del Atlántico, el descubrir que la carne de caballo es parte de las hamburguesas europeas y de las comidas congeladas es uno de los más increíbles escándalos, con tanta tecnología del ADN, drogas de veterinaria, cadenas alimenticias imposibles de rastrear, contrabando, crimen organizado y obvio fraude – sin mencionar el echarse la culpa, encubrimientos, y protestas de shock que acompañan las crisis de alimentos. Es fácil explicar cómo la carne de caballo ha entrado en cantidades extraordinarias a las hamburguesas y a las comidas preparadas. Los caballos son muy caros de mantener y alimentar. Se tiene que hacer algo con ellos cuando ya no se necesitan para la agricultura, para las carreras o el recreo. La carne de caballo es comestible, hasta deliciosa para algunos, además cuesta menos que la carne de vaca.

Complicaciones

En Europa, las cadenas alimenticias son excepcionalmente complicadas, incluyendo incontables compañías en más de 21 países que procesan, transportan y vender caballos o sus carnes. La complejidad hace que sea relativamente fácil que se use caballos para transportar ilegalmente personas o drogas, para etiquetar la carne de caballo como bistec, o para introducirla en una hamburguesa.

Esto sería un caso de fraude económico si a las personas no les importara si comieron carne de caballo. Pero a algunos europeos, y a la mayoría de estadounidenses, si les importa. Como Ud. muchas de las personas están horrorizadas por la idea de comer cualquier animal de compañía, menos aún uno tan simbólico del accidentado oeste.

Más allá de las prohibiciones culturales, hay otras razones para evitar comer carnes de caballos no criados para la alimentación. Los caballos son rutinariamente tratados con drogas veterinarias, legales o no. Estos vestigios de drogas encontrados en la carne de caballo europea, pueden ser minúsculos para causar problemas pero tampoco es que promueven la salud humana.

No se sabe cuánto tiempo la carne de caballo se ha hecho pasar por bistec, ni tampoco porqué los oficiales en Irlanda decidieron hacer pruebas de ADN en las comidas de supermercados en primera instancia. Si fue rutinario o se realizó debido a algún rumor, los resultados fueron increíbles. Más de un tercio de todas las pruebas de bistec contenían carne de caballo. Pruebas siguientes en Gran Bretaña, identificaron que las comidas hechas con carne estaban hechas completamente de carne de caballo. Esto como dice Felicity Lawrence en su guía de escándalos en el periódico The Guardian, solo puede ser llamado “adulteración industrial a gran escala”.

La actual crisis ha forzado a muchas de las compañías de alimentos y a las tiendas a sacar del mercado un vasto número de productos, algunos destinados a ser parte de los alimentos en las escuelas. Nestle (con quien no tengo relación) sacó del mercado platos hechos con fideos, pero publicó documentos que aseguran que esos productos no salen de Europa y que ninguno de los productos en EEUU contiene carne de res mesclada con carne de caballo.

Qué pensar de esto? En nuestros estudios de programas de alimentos en La Universidad de New York, hablamos de alimentos como una cuestión de identidad cultural. Hay personas que en otras naciones comen carne de caballo, pero como Ud. un 80% de estadounidenses se horrorizan de esto y se oponen a la matanza de caballos para la alimentación o por cualquier otra razón. Sin embargo algunas personas del continente americano solían comer caballo, y aún algunos la comen, aún más, es consumida por animales mascotas. Como Malden C. Nesheim y yo escribimos en nuestro libro acerca de la industria de alimentos para mascotas: “Feed Your Pet Right (Alimente a su Mascota Correctamente)” los mataderos de caballos crearon esta industria. En vez de botar la carne desde 1940, casi toda la carne de caballo terminó siendo comida para mascotas.

Presionados por los amantes de caballos y defensores de animales, las compañías de comida para mascotas empezaron a reemplazar la carne de caballo con carne de otros animales. Aunque la carne de caballo SI está permitida en alimentos para animales y en teoría puede muy bien estar en subproductos y comidas, ninguna empresa estadounidense la pondría explícitamente en la lista de ingredientes. Se imaginan las protestas que esto ocasionaría?

Problemas de Inspección

En el 2007, el Congreso de los EEUU votó en contra de que el Departamento de Agricultura (USDA siglas en inglés) inspeccionara los mataderos equinos, y efectivamente hasta se prohibió su uso. Como consecuencia, los 140,000 caballos que ya no se utilizaban cada año tuvieron que ser transportados a Canadá o a México, de manera que la población de caballos abandonados creció. Como resultado, el Congreso ha permitido que los mataderos de caballos vuelvan a operar desde el año pasado, pero USDA aún no ha autorizado a los inspectores a que trabajen.

Podría estar la carne de EEUU contaminada con carne de caballo? Tuvimos un escándalo similar en 1950, pero los oficiales que están haciendo las pruebas de ADN de caballo en las hamburguesas no están diciendo nada. Como quiera que la carne de caballo no se produce aquí, no va a estar en las carnicerías ni en los supermercados a menos que las tiendas importen o adquieran productos contaminados antes de que se demande la recolección de los mismos, o a menos que USDA asigne inspectores y permita que los mataderos de caballos vuelvan a abrir. En estos instantes, sin pruebas de ADN es imposible saber.

No encuentra esto alarmante?. Si no quiere ser vegetariano tiene otras opciones: comprar carne kosher, ya que las leyes dietéticas judías prohíben la carne de caballo, los caballos no son rumiantes, ni tienen pezuñas, y los mataderos kosher son muy diligentes excluyendo animales prohibidos.

Parece que por este escándalo hay un claro ganador: el boom de la venta de carnes kosher.

Anuncios

6 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s