“Fracking” Riesgos Modernos del Gas Natural


Read article by Barbara Gottlieb from PSR Environmental Health Policy Institute here

La fractura hidráulica de roca o arena comprimida conocida como “fracking”, usa una combinación de agua, arena y aditivos químicos. Se usa para extraer gas natural y petróleo desde 1947. Recientemente, avances tecnológicos que incluyen excavaciones profundas de más de 1 milla (1.6 Kilometros), el uso del excavado horizontal, y las nuevas soluciones químicas han incrementado la efectividad del proceso. El aumento de la productividad de los lugares que previamente fueron muy costosos de excavar han expandido el uso de esta tecnología. Hoy el “fracking” es un boom que se usa en la formación del Marcellus Shale que corre desde Nueva York al Oeste de Virginia Oeste y en estados como Colorado y Wyomin.

Aunque este nueva tecnología de escavado es mucho menos costosa para el gas y el petróleo, está creciendo la preocupación por la salud y las implicaciones en el medio ambiente, ya sea por el escavado en sí o por otros aspectos del ciclo de escavado de roca. Las compañías de fractura hidráulica inyectan en el suelo soluciones que contienen docenas de componentes químicos. Alguno de estos componentes son cancerígenos, algunos otros se desconoce sus efectos porque la manufactura se considera con potestad para esta información o simplemente es una fórmula secreta. Cuáles son los efectos de inyectar estos químicos en el suelo? Están los acuíferos locales en peligro y el agua potable? Que se supone se deba hacer con la asombrosa cantidad de agua contaminada y el barro resultante que requiera tratamiento o almacenamiento? El intenso consumo de los recursos de agua es otra enorme preocupación, especialmente en el Oeste.

Además de los problemas de agua, hay otros problemas que se han asociado a la fractura hidráulica. La contaminación del aire por compuestos orgánicos volátiles es otra preocupación. Otra es el metano: Tierras húmedas despiden gases que incluyen metano un gas de efecto invernadero una docena de veces más potente que el dióxido de carbono. Adicionalmente, las comunidades se quejan del ruido, las vibraciones y los olores que despiden las operaciones de excavado y de los miles de viajes que realizan camiones ya sea por reinyectar el flujo del excavado en abandonadas minas o en otras excavaciones, o simplemente por este trabajo de “fracking”.

Estas preocupaciones han hecho que Médicos por Responsabilidad Social (PSR siglas en inglés) desde Marzo del 2012 hayan adoptado una posición acerca del “fracking”:

PSR apoya medidas de precaución que incluye una moratoria en el uso de la fractura hidráulica hasta el momento imparcial en que agencias federales como la EPA (siglas en ingles de la Agencia de Protección del Medio Ambiente implemente reglas que refuercen la adecuada protección de la salud humana y del medio ambiente en relación al uso de este proceso de extracción fósil que usa fractura hidráulica.

La necesidad de saber y de una mejor protección para la salud humana ha hecho que dediquemos este mes a la interrogante: Cómo la fractura hidráulica o “fracking” afecta la salud pública?

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s