Guerra de Leche Materna, En Contra de Ahorrar Billones y Mejorar Vidas en EEUU


Read article by Johathan Cohn from the New Republic here

Ya se habrá enterado que la Representante Michele Bachmann atacό a la Primera Dama Michelle Obama por tratar de imponer “un estado niñero”. Parece que la Sra. Obama, como parte de su campaña por mejor nutrición, ha estado en la cruzada de facilitar a que las nuevas madres amamanten. Además el Servicio Interno de Rentas (IRS siglas en Inglés) acaba de decidir clasificar a las bombas de extracción de leche materna como un gasto médico deducible de los impuestos.

Para Bachmann, estas preocupaciones son prueba de un puro liberalismo. Según Político, ella le dijo a la entrevistadora de una emisora que para los liberales como Michelle Obama, el gobierno se debe encargar de cada problema “Pensar que el gobierno tiene que ir a comprarme la bomba para mis bebés? O sea que tenemos un estado niñero, creo que ya tenemos una buena definición.”

La rabia de Bachmann ya no es noticia. No estoy seguro que efecto tendrá el activismo de la Sra. Obama en el IRS. Pero Bachmann no es la única conservadora que se fastidia acerca de la campaña de la Primera Dama por comer saludable y por el ejercicio.

Noté la hostilidad hace un año, mientras escuchaba a los que protestaban en contra de la reforma de salud de Obama, que entre otras cosas, obligaba a las cadenas de restaurantes publicar información nutricional de sus menús. El verano pasado, mientras manejaba por el oeste de Michigan, escuché una protesta en el “Show de Laura Ingraham”, el mismo que entrevistό a Bachmanm. Desde ese día Sarah Palin ha criticado la campaña de la Primera Dama, al igual que Rush Limbaugh. Michelle Malkin también se metió, llamando a la Sra. Obama “La Nana Más Grande del Año”

Bachmann, Limbaugh, Malkin, no tienen gran reputaciόn. Prominentes Republicanos como Haley Barbour y Mike Huckabee más bien si han defendido la campaña de la Primera Dama. Pero las críticas se acercan más al público y a los más extremos grupos del movimiento conservador, el que como todos sabemos, ejerce una gran influencia en el Partido Republicano y en las conversaciones políticas nacionales.

Pero qué de esta campaña por mejor nutrición y estilos de vida saludables les molesta tanto? Imagino que discursos como este que diό la Primera Dama hace un tiempo:

“Casi dos tercios de los adultos en EEUU tienen sobre-peso o son obesos. Más del 60% de los estadounidenses no tienen suficiente actividad física….El Departamento de Salud y de Servicios Humanos de EEUU (HHS siglas en Inglés) ha estimado que el sobre-peso y la obesidad le cuesta a las familias, negocios y al gobierno aproximadamente $117 billones al año….La buena noticia es que cada uno de nosotros podemos hacer algo individualmente, como miembros de familia y como guardianes de la salud, para nosotros mismos y para los demás. El gobierno federal está haciendo su parte educando a los estadounidenses en medidas preventivas que salven sus propias vidas….”

Luego de hablar de la cobertura del Medicare en cuidado preventivo, la Primera Dama elogia las virtudes de la iniciativa de la nueva administración:

“HHS ha recopilado una lista de más de 100 pequeños pasos que individuos y familias pueden hacer para cumplir con las metas de la iniciativa para una mejor salud…. Todos estos pasos son fáciles ajustes que pueden conllevar a un estilo de vida saludable. Como tomar un vaso de agua antes de las comidas, o tomar la escalera en vez del elevador. Uno de mis favoritos es pasear al perro, no ver que el perro pasee”….

Y finalmente está el enfoque especifico en la obesidad infantil y los esfuerzos del gobierno en combatirlo:

Nuestro gobierno está trabajando para promover que los niños y los adolescentes sepan que escoger con respecto a su salud. HHS ha iniciado la iniciativa Si Podemos!, que promueve mejor nutrición para los niños y educa a los padres y a otros encargados en crianza de hacer que sus niños pasen menos tiempo mirando la TV y la computadora, y que sean más físicamente activos. El Departamento de Agricultura de EEUU (USDA siglas en Ingles) se ha unido a los estados y sus escuelas para mejorar la educación física, y para proveer mejores y más nutritivos alimentos a los niños durante los días escolares.

Hoy, el HHS está iniciando otro esfuerzo dirigido por la Medicina General, para coordinar y expandir los programas gubernamentales existentes de prevención del sobre-peso y de la obesidad. Como parte de esta campaña, la Administración para Niños y Familias establecerá un Nuevo Centro Nacional para el Desarrollo Físico y para Los Juegos. Con una beca de $12 millones en 4 años, el Centro ayudara a los Programas de Head Start de la nación a evaluar sus áreas de recreo, y se educará a los niños y a las familias acerca de la importancia de alimentos saludables y del ejercicio. Este centro también proveerá $10 millones para edificar nuevas áreas de recreacion para asegurarse que nuestros niños tengan lugares seguros donde jugar fuera del hogar

No! no fue esta Primera Dama la que dio este discurso. Fue Laura Bush, cuando hablo en “La Cumbre Nacional de Salud y Prevención en el 2007.

Me doy cuenta que Obama ha sido más directa en estos asuntos, en parte porque su activismo, la campaña gubernamental por mejor nutrición y saludables estilos de vida, están recibiendo mayor atención. Pero si estaba bien que Laura Bush sea defensora del ejercicio y de la buena dieta, porque no puede ser Michelle Obama? Y si fue aceptable que la Administración de Bush apoyara este activismo, porque la Administración de Obama no lo puede ser también?

Volviendo a las bombas de extracción de leche materna, ya IRS define como deducibles de impuestos artículos como adhesivos dentales y cremas para el acné. La diferencia es que hay una enorme evidencia científica que sugiere que el amamantar tiene positivos efectos en la salud. Esto está endorsado por la Academia Nacional de Pediatría. Además las bombas son muy caras, particularmente para familias de bajos recursos.

Según el New York Times, un estudio de la Escuela Médica de Harvard sugiere, que si el 90% de las madres siguieran las recomendaciones de amamantar, EEUU ahorraría $13 billones al año en costos de salud, a la vez de salvar las vidas de 900 infantes, al evitarse o al sobrevivir infecciones. Pero claro a Michele Bachmann no le importan los resultados de estas respetables investigaciones científicas, mucho menos las necesidades de las damas que tratan de ser buenas trabajadoras y madres a la vez.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s